martes, 23 de septiembre de 2014

Fósiles de Cyonasua fueron encontrados en Falcón

Los científicos: Analia M. Forasiepi, Leopoldo H. Soibelzon, Catalina Suarez Gómez, Rodolfo Sánchez, Luis I. Quiroz, Carlos Jaramillo y Marcelo R. Sánchez-Villagra publicaron recientemente un documento científico, llamado “Carnívoros en el Gran Intercambio Biótico Americano: nuevos descubrimientos en el norte del neotrópico”, en el cual se reportan fósiles de dos especies, un Cyonasua sp. para Venezuela y un Chapalmalania sp. para Colombia, el primero en el estado Falcón y el segundo en la Península de La Guajira colombiana.

El panda venezolano, como lo hemos llamado cariñosamente, o Cyonasua sp. es una especie extinta de prociónido en Sudamérica. En griego, su nombre significa "coatí-perro", porque tiene características que se asemejan a los de los perros y los coatíes. Era un carnívoro familia de los mapaches y los coatíes, pero nada que ver con los perros. Sus primeros fósiles fueron clasificados en Argentina en 1885, sin embargo Cyonasua sp. vivió entre los 3,6 y 2,5 millones de años, con grandes mamíferos que habitaban América del Sur. Debió ser parte importante del Gran Intercambio biótico de las Américas, en el que la fauna emigró de América del Norte a través de Centroamérica hacia América del Sur y viceversa, como resultado del surgimiento del Istmo de Panamá, un par de millones de años atrás.

Con vida animal existente hoy día, se debió parecer un poco a un oso pequeño, pero a diferencia del panda gigante, no era un oso (Ursidae), aunque puede tener un poco de parentesco con el panda rojo o panda menor (Ailurus fulgens), por pertenecer a la superfamilia de los Musteloideos. Era uno de los carnívoros que habitaban en Venezuela y se sospecha, por fósiles encontrados en otros países hermanos de Suramérica, que era una de las presas de las aves del terror, como el Phorusrhacos que medía 2,5 metros de altura, un ave que era una mezcla de avestruz con cabeza de águila gigante.

Dale “me gusta” en nuestra página de facebook o síguenos en twitter si quieres que saquemos un paleoartículo de “Todo sobre el panda venezolano”.

domingo, 21 de septiembre de 2014

5° Aniversario de PaleoVenezuela


Después de 5 años de ser una fuente paleontológica de innovación temática, educación científica, modelo en blogs, compromiso con el desarrollo e impacto en el desempeño, el equipo de PaleoVenezuela se ha distinguido e integrado en las redes sociales de la región. Es por eso que, al cumplir 5 años de nuestra fundación, nos ha parecido importante recordar las principales etapas y contribuciones en la Internet.

Como fuente de innovación, PaleoVenezuela publicó los primeros registros sobre fósiles venezolanos en nuestra paleohemeroteca, con una antigüedad de más de 20 años. Gracias al trabajo constante de investigación y la pasión por esta ciencia de sus fundadores, cuya dedicación no tiene par, y a un personal cuyo compromiso con la misión de presentar verdaderamente los hechos paleontológicos acontecidos en el país en base a documentos científicos y artículos de prensa.

PaleoVenezuela ha sido fuente de importantes innovaciones y publicaciones para el país, como el primer paleomapa interactivo sobre mastodontes en Venezuela. Otras de ellas han sido: Todo sobre el Barinasuchus, la primera publicación del Mosasaurus de Venezuela; y más recientemente, el candente debate sobre la propuesta del nombre del dinosaurio de La Grita y la publicación de su posterior reclasificación, traduciendo el primer y hasta ahora único video de la noticia trasmitida en Suiza.

Pero PaleoVenezuela no sólo ha introducido el desarrollo de contenido científico sobre fósiles e innovaciones informáticas para la paleontología. En febrero del 2013 publicó un paleoartículo respondiendo las dudas más comunes sobre fósiles venezolanos presentadas al equipo por correo electrónico, comentarios e incluso mensajes en las redes sociales; en respuesta a esto, los interesados en el tema han contribuido con su feedback a desarrollar unas interesantes preguntas y respuestas en la caja de comentarios de dicho artículo, impulsando: el conocimiento, la decisión y la solución de los grandes retos académicos de nuestros lectores que desean tomar la carrera universitaria de paleontología/biología en el territorio venezolano y en otras partes del mundo, creando un punto de partida informativo confiable para el futuro de muchos científicos venezolanos.

Nuestro símbolo es un escudo, que representa la protección de los fósiles en territorio venezolano, siendo esta nuestra principal premisa, llevando el cuidado hacia este importante patrimonio prehistórico que nos une con el mundo entero y otorgándole la seriedad que merece al tema. El impacto de PaleoVenezuela se puede encontrar en los importantes trabajos (documentos científicos) y la acción investigativa de institutos y universidades nacionales e internacionales, en la transmisión de reportes que hace la sociedad venezolana sobre fósiles en todo el territorio nacional, coordinando esfuerzos regionales con el personal del IVIC (Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas) y otras instituciones académicas. Dando conocer a la población en general las normas que establece el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) en la notificación y cuidado al patrimonio fósil que tenemos los venezolanos, conectando la sociedad con las autoridades (IPC) y las instituciones científicas (IVIC), teniendo un liderazgo inherente a la paleontología y las ciencias afines como la biología, antropología y geología en la región.

Destacando nuestro compromiso sostenido con valores que guían los procesos de decisión, como son: la excelencia en las publicaciones, la integración regional, la ética y el cumplimiento de las leyes, la libertad de pensamiento y acción, el compromiso con la comunicación y la multiculturalidad de todas sus actividades, todos los cuales se expresan con claridad en los artículos, posts y decisiones que toma el equipo de PaleoVenezuela.

PaleoVenezuela del 2014, 5 años después de la publicación de sus primeros artículos en la paleohemeroteca, es un equipo que mantiene su compromiso, liderazgo, entusiasmo y creatividad en pro de una ciencia que nos llevará al desarrollo del país y de América Latina, obligada a aprovechar las oportunidades que la informática y las redes sociales ofrecen para el desarrollo de la paleontología internacional, articulando el conocimiento de la sociedad en general y los paleontólogos.

Gracias por ser parte de este gran proyecto.

Atte,

Equipo de PaleoVenezuela.