miércoles, 6 de agosto de 2014

Descubierto un nuevo dinosaurio en Venezuela que era un animal social


  • Caminaba sobre sus patas traseras y era del tamaño de un perro pequeño
  • Además, vivían en manadas tras la extinción masiva del período Triásico
Impresión de una manada de 'Laquintasaura venezuelae© Mark Witton
Un grupo de fósiles de dinosaurios descubierto en Venezuela ha sido identificado como una nueva especie que evidencia la conducta social más temprana entre dinosaurios con caderas de ave -ornitisquios-, según un artículo que ha sido publicado en la revista Proceedings B de la Royal Society.

Esta nueva especie ha sido denominada Laquintasaura venezuelae después de que se encontraran fósiles de hace 201 millones de años en la Formación La Quinta, en la ciudad de La Grita, del Estado de Táchira (Venezuela). 

El equipo internacional de investigadores que ha llevado a cabo el descubrimiento consideraba que dicha región permanecía deshabitada por los dinosaurios debido a los extensos desiertos que la rodeaban.

El hallazgo incluye huesos de al menos cuatro miembros de esta familia de dinosaurios, con edades comprendidas entre los tres y los 12 años de edad aproximadamente.

Según el estudio, Laquintasaura venezuelae caminaba sobre sus patas traseras y era del tamaño de un perro pequeño. Además, se cree que fueron principalmente herbívoros, aunque no se descarta que pudieran haber comido insectos u otras presas pequeñas.

"Es inesperado que vivieran en manadas", ha dicho el Dr. Barret

El equipo de científicos está liderado por el Dr. Paul Barrett, experto de paleobiología evolutiva de dinosaurios del Museo de Historia Natural de Londres y presidente de la Sociedad Paleontográfica de Reino Unido.

"Siempre es emocionante descubrir una nueva especie de dinosaurio, pero hay muchas novedades sorprendentes con Laquintasaura", ha afirmado el Dr. Barrett. "Es fascinante e inesperado comprobar que vivían en manadas, algo de lo que tenemos poca evidencia en los dinosaurios de esta época".

La datación exacta de Laquintasaura ayuda también a definir un período temprano de la evolución de los dinosaurios. “Vivió muy poco después de la extinción masiva al final del período Triásico, hace 201 millones de años, demostrando que los dinosaurios se recuperaron rápidamente después de este evento", ha asegurado el Dr. Barrett.

"Se han encontrado relativamente pocos dinosaurios tempranos con caderas de ave, por lo que L. venezuelae ayudará a llenar los vacíos", ha destacado el profesor Marcelo Sánchez-Villagra de la Universidad de Zürich y co-autor del artículo que anuncia el descubrimiento.

Fuente: RTVE.es 06-08-2014. http://www.rtve.es/noticias/20140806/primer-dinosaurio-venezolano-fue-animal-social/988663.shtml

Cronología del Laquintasaura venezuelae


Cronología del dinosaurio de La Grita

1989 - 1991. Científicos hicieron el descubrimiento de unos pocos restos fósiles de dinosaurio, un diente pre maxilar, un diente maxilar y un hueso craneal llamado cuadrado izquierdo en la Fm. La Quinta cerca de La Grita.

1992. Donald E. Russell, Oscar Odreman Rivas, Bernard Battail y Dale A. Russell publicaron un artículo con el título “Descubrimiento de fósiles vertebrados en la Formación La Quinta, Jurásico del occidente de Venezuela”, clasificando la especie como un Lesothosaurio sp.

1993 - 2007. Se siguieron descubriendo más fósiles del mismo dinosaurio, columna vertebral, fémures entre otras piezas óseas de gran importancia y se preservaron en La Universidad del Zulia.

2008. Paul M. Barrett, Richard J. Butler, Fernando E. Novas, Scott C. Moore-Fay, John M. Moody, James M. Clark y Marcelo R. Sánchez-Villagra publicaron un artículo con el nombre: "Restos del dinosaurio proveniente de la Formación La Quinta (Jurásico inferior y medio) en los Andes Venezolanos" en base a la evidencia adicional y llegaron a la conclusión que el dinosaurio no era un Lesothosaurus sp. No se otorgó clasificación.

2009 - 2013. Se hicieron estudios de comparación anatómica con otros fósiles parecidos para descartar que no fuera algún dinosaurio ya descubierto en alguna otra parte del mundo, arrojando resultado negativo, no existe un dinosaurio con estas características.

2014. Paul M. Barrett, Richard J. Butler, Roland Mundil, Torsten M. Scheyer, Randall B. Irmis y Marcelo R. Sánchez-Villagra publicaron un documento científico con el nombre “Un ornitisquio paleoecuatorial y nuevas restricciones en la diversificación de los primeros dinosaurios”, otorgando una nueva especie para Venezuela, llamado Laquintasaura venezuelae.



El dinosaurio de La Grita se llama Laquintasaura venezuelae



El dinosaurio de La Grita es una nueva especie para la paleontología y se llama: Laquintasaura venezuelae

Al principio, en los años 90, se había clasificado como Lesothosaurus sp. pero en un documento científico que acaba de salir con el título "A palaeoequatorial ornithischian and new constraints on early dinosaur diversification" o "Un ornitisquio paleoecuatorial y nuevas restricciones en la diversificación de los primeros dinosaurios" se le asignó un nuevo género y especie. La nomenclatura binomial es: Laquintasaura venezuelae, su género Laquinta de la formación La Quinta, población cercana a La Grita, y saura del latín 'lagarto', su especie venezuelae que es venezolano.

Breve historia de Laquintasaura venezuelae

Descubrimiento y errónea clasificación. Los primeros restos de dinosaurio encontrados en Venezuela se descubrieron a finales de los años 80. Paleontólogos franceses y un venezolano hicieron el hallazgo en la Fm. La Quinta, cerca de La Grita, en el estado Táchira. Con poca evidencia disponible en aquel momento, el equipo científico los asoció a un tipo de dinosaurio ya descubierto en África en los años 70, en la zona de Lesotho, denominando en 1992 al criollo como el encontrado en África, Lesothosaurus sp. Esto cuadraba bien, porque hace 210 millones de años (época en que vivió este dinosaurio) se suponía que América del Sur y África estaban unidas.

Con mayor evidencia se refuta la clasificación anterior. Al pasar la década de 1990 fueron encontrados más y más restos del dinosaurio en cuestión, llegando a tener muchos datos para poder ser estudiado correctamente. Al final del primer lustro del siglo XXI, un equipo británico liderado por Paul Barrett y otros, lograron hacer una mejor comparación anatómica con los fósiles encontrados en África y llegaron a la conclusión en 2008 de que el dinosaurio ornitisquio no era un Lesothosaurus, era otro género y especie basal. No se especificó cual, porque había que hacer más comparaciones con otros fósiles parecidos en otras partes del mundo, para descartar cualquiera ya descubierto. Pero el dinosaurio encontrado en La Grita no tenía nombre.

Sin nombre desde el 2008 hasta el 2014. Desde el 2008 hasta el 2014 se hicieron estudios de comparación con muchos fósiles para descartar la idea de que pudiera ser alguno ya descubierto, arrojando resultado negativo. ERA UNA NUEVA ESPECIE DE DINOSAURIO VENEZOLANO PARA LA CIENCIA, por lo que debía tener un nuevo nombre. En agosto del 2014 se publicó un documento científico con todo el trabajo realizado y se le denominó: Laquintasaura venezuelae.

viernes, 7 de febrero de 2014

Hablando de PaleoFamilias...

Sabías que en tan solo siete generaciones atrás tenías 128 familiares directos, míralos en el gráfico.
  • Ocho Generaciones atrás 256 tatara (bis 8) abuelos
  • Nueve generaciones atrás 512 tatara (bis 9) abuelos
  • Diez generaciones atrás 1.024 tatara (bis 10) abuelos
  • Once generaciones atrás 2.048 tatara (bis 11) abuelos
  • Doce generaciones atrás 4.096 tatara (bis 12) abuelos.

lunes, 3 de febrero de 2014

Más información sobre el Barinasuchus


Más información sobre el Barinasuchus, en el minuto 13:53 de este video: http://youtu.be/9MnqDVOjl6o se da la explicación de que este ejemplar fue encontrado completo pero por el mal manejo en la extracción se perdió la mayoría de sus partes.

"Según un libro que escribe Jorge Arman, señala en que 1973 y publicado en 1975, cuando descubren al Barinasuchus lo consiguen completo, pero a raíz de la construcción de una carretera, cuando estaban pasando las maquinas, fue desmembrado y se desapareció y realmente no se sabe dónde está el resto de este hermoso fósil Barines.” 

Por eso en #PaleoVenezuela hacemos un llamado a todos los venezolanos: cuando vea algún fósil, notifica a las autoridades o al Instituto de Patrimonio Cultural para la correcta extracción de cualquier fósil, los seres vivos del pasado es nuestro patrimonio, de todos los Venezolanos.”

martes, 14 de enero de 2014

Combustibles fósiles de millones de años a una hora

Investigadores estadounidenses han desarrollado un sistema barato, rápido y eficaz para obtener combustible, un proceso que en la naturaleza tarda millones de años

Investigadores estadounidenses han desarrollado un proceso químico que, en solo unos minutos, logra convertir algas cosechadas -una pasta verde con la consistencia de un puré de guisantes- enpetróleo crudo. En la naturaleza, este mismo proceso tarda millones de años. Una compañía de biocombustibles con sede en Utah ya está trabajando para construir una planta piloto donde desarrollar esta tecnología.

La idea de utilizar algas para producir petróleo no es nueva, pero el sistema empleado por el Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico (PNNL) resulta, según anuncia, más barata, rápida y eficiente. Durante el proceso, una suspensión viscosa de algas se echa en el extremo de un reactor químico. Una vez en funcionamiento, en menos de una hora sale petróleo crudo junto con agua y un chorro de material que contiene fósforo y que puede ser reciclado para cultivar más algas.
Con un refinado adicional convencional, el aceite de algas en bruto se convierte en combustible para aviones, gasolina o diesel. El agua residual también se procesa, para obtener gas y sustancias como potasio y nitrógeno, que, con el agua depurada, también pueden ser reciclados para hacer crecer más algas.

«El coste es el gran obstáculo para elaborar un combustible a base de algas», dice Douglas Elliot, responsable de la investigación. «Creemos que el proceso que hemos creado ayudará a que los biocombustibles de algas sean mucho más económicos». Según explican desde el PNNL, ese ahorro se consigue gracias a la combinación de varios pasos químicos en un solo proceso continuo, sobre todo por el uso de algas mojadas con un 80% o 90% de agua. La mayoría de los procesos actuales exigen secar las algas, lo que requiere mucha energía y es caro.

Una olla a presión
El sistema funciona a una temperatura de 350 grados Celsius y una presión muy alta de 206 bares. «Es como el uso de una olla a presión, solamente que las presiones y temperaturas que utilizamos son mucho más altos», apunta Elliott. En efecto, los científicos duplican el proceso natural de transformación de algas en petróleo que en el medio ambiente tarda millones de años, pero en el laboratorio es «mucho, mucho más rápido».

La investigación ha suscitado el interés de las compañías de biocombustibles. Una de ellas, Genifuel Corp, con base en Utah, ha decidido sacarlo adelante y ha obtenido una licencia para esta tecnología. Junto con los científicos del PNNL construyen una planta industrial para desarrollarla.

Fuente: http://www.abc.es/ciencia/20131219/abci-convierten-algas-petroleo-crudo-201312191352.html