domingo, 16 de septiembre de 2012

Científicos descubren claves entre el clima y los océanos con fósiles Venezolanos


Un registro nuevo de los cambios de temperatura ocurridos en el pasado en la subsuperficie del océano Atlántico tropical proporciona una clave sobre el porqué de la alta sensibilidad del clima de la Tierra a los patrones de circulación oceánica, sostienen científicos climáticos de la Universidad de Texas A&M.

El oceanógrafo geológico Matthew Schmidt y dos de sus alumnos graduados se sumaron a Ping Chang, un oceanógrafo físico y modelador climático, para revelar una importante conexión entre los trópicos y la alta latitud del Atlántico norte. Sus hallazgos se publicaron en el último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

 (Izq. a der.) Los investigadores Link Ji, Ping Chang, 
Matthew Schmidt y Jennifer Hertzberg. (Foto: tamutimes.tamu.edu)

Los investigadores utilizaron pistas geotérmicas en fósiles llamados foraminíferas -unas criaturas marinas diminutas con un caparazón duro- que recolectaron de un bloque de sedimentos de la costa norte de Venezuela. Con estas muestras generaron un registro de 22.000 años de la temperatura del océano y los cambios en la salinidad en aguas de menos de 1.500 pies (457,2 metros) de profundidad en el Atlántico tropical occidental. También simularon modelos del cambio climático global bajo las condiciones climáticas pasadas para interpretar este nuevo registro observacional en el contexto de los cambios en la fuerza de circulación termohalina (o cinta transportadora oceánica) global.

Foraminífera viva. (Foto: Howard Spero, University of California Davis)

“Lo que encontramos es que las temperaturas por debajo de la subsuperficie en el Atlántico tropical occidental se calentaban rápidamente durante los periodos fríos de la Tierra en el pasado”, explica Schmidt.

“Junto con nuestros experimentos nuevos de modelaje, creemos que esto muestra que cuando la circulación disminuía durante los periodos fríos del pasado, las aguas cálidas subsuperficiales que normalmente quedan atrapadas en el Atlántico norte subtropical fluían hacia el Sur y calentaban rápidamente los trópicos. Cuando los trópicos se calentaban, alteraban los patrones climáticos de todo el planeta.”

El científico destacó que como un ejemplo, si las temperaturas oceánicas se calentaran a lo largo de la costa oeste de África, se reducirían drásticamente las lluvias monzónicas en esa región, lo que afectaría a millones de personas que viven en África subsahariana.

Además, los investigadores señalan que la flujo cálido del océano hacia el Sur durante los periodos fríos en el Atlántico norte también provoca lluvias en la zona de los trópicos conocida como Zona de Convergencia Intertropical para migrar hacia el Sur, lo que ocasiona condiciones mucho más secas en los países del norte de América del Sur y más húmedas en el Atlántico sur.

“Hay cada vez más evidencia de que el sistema climático del planeta tiene disparadores sensibles que pueden provocar cambios abruptos y dramáticos en el clima global”, agrega Schmidt.

“Lo que descubrimos en la reconstrucción que hicimos de lo que sucede en la subsuperficie fue que el comienzo de las temperaturas más cálidas, que se cree reflejan la apertura de este mecanismo de ‘entrada’, ocurrió en muy pocos siglos. También nos dice que debería ser una buena idea monitorear las temperaturas subsuperficiales en el Atlántico tropical occidental para evaluar cómo la fuerza de la circulación oceánica podría cambiar en las próximas décadas, a medida que el clima de la Tierra continúa tornándose más cálido.”

“Un modo de preparase para el cambio climático en el futuro es mejorar nuestra comprensión de cómo operaba en el pasado reciente.”

Fuente:
www.fis.com
ESTADOS UNIDOS
Thursday, August 30, 2012, 02:00 (GMT + 9)
http://fis.com/fis/worldnews/worldnews.asp?monthyear=&day=30&id=54966&l=s&special=&ndb=1%20target=

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada